logo
Bolsa de trabajo

Después de 26 años de trabajar en el Colegio Alemán, nos despedimos de Gabriele Dregger-Böhne

Ha llegado la hora para despedirse de la Profesora Gabriele Dregger-Böhne, un personaje emblemático que trabajó 26 años para el Colegio Alemán. 18 años estuvo al frente de la dirección de la Secundaria Sur y, por tal motivo, hicimos una entrevista con ella.

¿Cuál fue el motivo por el cual viniste a México en 1991?

En los años 80 viajó mucha gente joven. Primero terminé mis estudios para ser profesora en el ramo de filología inglesa y americanística, así como geografía en secundaria. Posteriormente fui a la India/Nepal por tierra y me quedé en un pueblito en el Himalaya por casi un año. La gente me encantó y adentro de mí nació la convicción de trabajar en el extranjero.

Cuando regresé a Alemania, apliqué para un puesto en el Colegio Alemán de la India, sin embargo, no tuve éxito.

Leí sobre el Colegio Alemán de México en un periódico semanal de Alemania, denominado “ZEIT”. Ahí vi un anuncio que decía que el Colegio tenía una vacante justo para las materias que había estudiado, así que acepté el reto.

Mi destino se asemejó al de Cristóbal Colón, quien quiso descubrir la India en una expedición naval y terminó por descubrir América.

¿Qué ha cambiado en el Colegio desde que llegaste en 1991?

He envejecido y muchos de mis colaboradores se han ido. El Abitur ahora se llama DIA y enseñamos alemán e inglés en dos niveles según las aptitudes. La semana cultural que inicié hace tiempo con algunos compañeros se convirtió en la semana de sustentabilidad. Queda como anillo al dedo para las necesidades que tenemos hoy

¿Qué logros obtuviste durante tu tiempo en la Secundaria?

El promedio pase de Primaria a Secundaria, así como de Secundaria a Preparatoria se elevó, de tal manera que aseguramos que los alumnos pasen un exitoso ciclo escolar en Alemania y logren un pase sin problemas a la Preparatoria, sin importar si eligen graduarse en DIA o BAU.

No obstante, estoy sumamente orgullosa del clima que existe en nuestro Colegio, ya que a los alumnos les da gusto venir. Mi lema siempre ha sido: ¡Quiero alumnos felices en la Schule!

Otro aspecto importante es el ingreso lateral en Primero de Secundaria, ya que ahora muchos mexicanos jóvenes tienen la oportunidad de inscribirse a nuestro Colegio, aunque no han estado aquí desde el Kindergarten, y demostrar su potencial. Este programa existe desde hace 13 años y ha tenido mucho éxito.

¿Nos puedes contar una bonita vivencia que hayas tenido en el Colegio Alemán?

El compromiso y el apoyo que muestran los alumnos y padres de familia en los proyectos sociales siempre han sido satisfactorios para mí. El apoyo que se brindó a las víctimas del sismo en el año 2017, cuando se cancelaron los viajes de proyectos para ayudar a los afectados, la comunidad no tardó para apoyar en lo que se pudiera.

Otro punto que me da satisfacción es que los proyectos sociales van en aumento. Por ejemplo, el apoyo a la orquesta de Oaxaca, éstos muestran que la responsabilidad social es uno de nuestros valores.

Si estuviéramos en 1991 y tuvieras que tomar la decisión de ir a México, ¿volverías a venir?

Por supuesto. Este país y el Colegio me han dado todo lo que ha sido importante en mi vida. Aquí pude recibir el primer Abitur como profesora y ser la jefa de materia de inglés por muchos años. A partir de 2001 me convertí en una parte de la Dirección del Colegio, así pude formar parte en la toma de decisiones y contribuir con mis ideas.

¿Cuáles son tus deseos para el Colegio Alemán?

El Colegio Alemán es la mejor escuela en México. Deseo que el carácter del Colegio no cambie, y que siga siendo un Colegio con corazón.

¿Cuál ha sido lo más loco que has vivido en México?

Creo que en una megalópolis como la Ciudad de México es impresionante que funcione casi todo. Tenemos luz, teléfono, internet, vamos de aquí para allá, aunque a veces sea tardado…

En todos estos años siempre hemos recibido amabilidad y altruismo por parte de la gente – dentro y fuera del Colegio.

26 años de Colegio Alemán, 35 años en servicio para la escuela. ¿Qué harás cuando ya no vayas a la Schule?

No soy una persona a la que le agrade ser el centro de atención. Me gusta observar, escuchar y aprender cosas nuevas. Por fin vamos a poder viajar por México a nuestro antojo. Tendremos mucho tiempo para ver cosas nuevas, escuchar y asombrarnos.

¿Te vas a quedar en México?

¿Quién sabe? Amamos nuestra casa y el jardín verde que tenemos por el sur, sin embargo, podríamos imaginarnos una vida en Alemania en un futuro lejano.

 

Tal y como lo dijo Andreas Henkel en la fiesta de despedida: “Un puesto de trabajo es sustituible – sin embargo, un ser humano es insustituible.” Te vamos a extrañar.

 

En nombre de todo el Colegio Alemán te deseamos mucha alegría y diversión en esta nueva etapa de tu vida. ¡Disfruta tu vida, el sol y los países México y Alemania! ¡Disfruta también el tiempo en familia, con buenos amigos, así como la cultura y haz todo lo que te agrada!

 

Comments are closed.