logo
Bolsa de trabajo

Alexander von Humboldt

.l

Alexander von Humboldt ejerce una fascinación especial en México. Quizá sea por ello que nuestra escuela porta su nombre. Su curiosidad científica no reconocía obstáculos ni límites. Desde muy joven tuvo la idea de lograr algo especial en su vida. Después de una formación sólida salió a conocer el mundo, mucho más allá de Europa y hasta el Amazonas. Polifacético, abierto, respetuoso de la dignidad humana, investigó como un todo la naturaleza, la economía y la situación política de los países que visitaba. Se interesó por las culturas precolombinas, fue el primero en reconocer, por ejemplo, los conocimientos astronómicos subyacentes a la construcción de Teotihuacán. Aún hoy sus cálculos se consideran bastante exactos y sus colecciones ocupan a los científicos. Humboldt invirtió su fortuna personal para lograr la obra de su vida. Sus capacidades, su curiosidad científica, los valores que personifica son ejemplo en nuestro Colegio.

AYER

Fundado en 1894 por inmigrantes alemanes para que sus hijos no perdieran el idioma y la cultura alemanas, el Colegio Alemán se abrió también para familias mexicanas, ofreciendo desde principios del siglo XX el reconocimiento oficial de las autoridades educativas de ambos países.

Desde sus inicios, el Colegio Alemán buscó estar a la vanguardia: en su jardín de niños se aprendía de manera lúdica el alemán (1898), las mujeres podían acceder a la coeducación en los grados superiores con los varones (desde 1914), fue de las primeras escuelas en tener alberca (1925).

HOY

Hoy en día, el Colegio Alemán cuenta con una trayectoria educativa de más de 123 años en México. Forma parte de una red mundial de más de 140 colegios alemanes. Es bicultural y trilingüe. Guarda y aprovecha tradiciones valiosas, al tiempo que se compromete con el progreso.

Brinda a su alumnado instalaciones académicas y deportivas únicas en México, y emplea los métodos de enseñanza más actualizados, materiales didácticos de vanguardia, medios de comunicación modernos e informática.

MAÑANA

El Colegio Alemán educa a sus alumnos para la apertura global, en la responsabilidad y el respeto. Su tarea es formar a niños y adolescentes para que desplieguen con éxito sus capacidades a lo largo de la vida.