Juntos somos más fuertes – El Colegio Alemán apoya a los damnificados por el terremoto con más de 150 toneladas de donaciones

La solidaridad no sólo es una palabra para los mexicanos. La solidaridad en México se vive y la demuestran todos sus habitantes, en especial, la comunidad del Colegio Alemán Alexander von Humboldt.

Después de que el 7 de septiembre del 2017, un terremoto de magnitud 8.2 sacudiera el país, los miembros de la comunidad se organizaron para habilitar centros de acopio en los tres planteles del Colegio y en lugares propuestos por particulares. Las donaciones fueron transportadas a las entidades más afectadas, en su mayoría, en los estados de Chiapas y Oaxaca.

Tan solo unos días después – mientras el acopio seguía funcionando – la capital mexicana se vio involucrada en otro terremoto: el 19 de septiembre un sismo de 7.1 grados en la escala de Richter derrumbó edificios y casas, encerrando a sus habitantes entre los escombros. Los estados vecinos como Morelos, Puebla y Estado de México también se vieron severamente afectados y, lamentablemente, hubo víctimas mortales.

La catástrofe no permitió que la comunidad del Colegio lo dudara un segundo: alumnos, ex alumnos, padres de familia, maestros, personal de administración y directivos; tanto jóvenes como personas de mayor edad, mexicanos, alemanes y de otras nacionalidades se unieron para ayudar. Muchas personas corrieron directamente a las zonas más afectadas en búsqueda de sobrevivientes o para ofrecerles agua y comida a los rescatistas y las familias de las víctimas, así como sus propias manos para apoyar o trasladar a los médicos en motocicletas. Psicólogos acudieron también a los lugares afectados para hablar con las personas que lo necesitaran y muchas personas se encaminaron a donar sangre.

Primero se establecieron centros de acopio en las casas particulares de los padres de familia y profesores. Cuando se confirmó que los edificios del Colegio Alemán estaban en perfectas condiciones, se habilitaron centros de acopio en las instalaciones de los tres Campus. Nada de esto hubiera sido posible sin la gran ayuda de la Asociación de Padres de Familia y los alumnos. La respuesta fue impresionante. Cientos de manos llegaron a ayudar y se recibieron miles de donaciones. En pocos días, el Colegio Alemán había juntado más de 150 toneladas de medicamentos, víveres, agua, herramientas de rescate, lonas, cobijas, entre muchos otros artículos más. Todas las donaciones fueron trasladadas y repartidas a los estados de Morelos, Puebla, el Estado de México y la Ciudad de México.

La contribución del Colegio no ha terminado. La Campaña Financiera del Colegio Alemán, puso a disposición una cuenta bancaria para continuar con las donaciones. La dirección del Colegio abrió sus puertas a las donaciones provenientes de sus escuelas asociadas en Alemania, el gobierno alemán y los Colegios Alemanes en el Extranjero. La lista de los esfuerzos de ayuda de la comunidad del Colegio, institucional, como privada, es muy grande.

„Juntos somos más fuertes“ y „#FuerzaMéxico“ fueron el lema que, motivó a los mexicanos a seguir adelante durante estos tiempos tan difíciles que atraviesa México. “Juntos somos más fuertes” es un sinónimo para México – y para la comunidad del Colegio Alemán Alexander von Humboldt.

Galería de fotos